Dirga pranayama, o respiración en tres fases, es el ejercicio de respiración más relajante que puedes hacer. Nos ayuda mucho a concentrarnos y ponernos al nivel de nuestras sensaciones de nuestro cuerpo. Utilizado al principio de nuestras sesiones se utiliza para la transición de un estresante día a nuestro instante elegido para la paz y la armonía. Si practicas en casa funciona igual. Incluye este pranayama al inicio de tu rutina para prepararte para tu practica.

Mientras que el Dirga pranayama se realiza normalmente sentado, en una posición de piernas cruzadas, es también muy recomendable hacerlo tumbados de espaldas al suelo.De esta manera, es más fácil sentir tu respiración y concentrarte.

  1. Túmbate de espaldas al suelo con los ojos cerrados, relaja tu cara y tu cuerpo. Puedes tener las piernas estiradas o dobladas, como estés más cómodo. Si decides doblar las rodillas, deja descansar una rodilla con la otra.
  2. Empieza observando tu respiración natural, sin modificar nada, simplemente tu respiración normal. Si te distraes con algo que pasa por tu mente, déjalo ir. Simplemente centra tu atención en cómo inhalas y exhalas.
  3. Después poco a poco, empieza a inhalar y exhalar más profundamente a través de tu nariz.
  4. En cada inhalación, intenta subir el ombligo con tu respiración, como si fuera un balón.
  5. En cada exhalación, expulsa el aire desde tu ombligo hacia tu nariz. Asegúrate que expulsas todo el aire.
  6. Repite esta respiración unas cinco veces más, lentamente. Esto es solo la primera parte.
  7. En la próxima inhalación, llena tu barriga de aire como hemos hecho anteriormente. Cuando estás lleno de aire, inhala un poco más de aire y deja que ese aire se expanda hacia tus costillas, haciendo que tu torso se expanda.
  8. En la exhalación, deja ir primero el aire de tu torso, dejando a las costillas cerrarse de nuevo. Después suelta el aire de la barriga.
  9. Repite esta segunda parte 5 veces más.
  10. En la siguiente inhalación, llena tu barriga y torso de aire como en la anterior parte, después inhala un poco más de aire y llena tu pecho superior, hasta tus clavículas.
  11. Exhala primero el aire de tus clavículas y tu pecho superior, después de tu costillas y después de la barriga, quedándote completamente vacío de nuevo.
  12. Y ya estás haciendo el Dirga Pranayama! Continúa practicando a tu ritmo. Tu objetivo debe ser el hacer las tres fases sin pausas, con una transición suave de una a la otra.
  13. Continua por unas 10 respiraciones más.

Un pensamiento en \"Dirga pranayama, la respiración en tres fases\"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *