frame

¡Bienvenido/a!

¿Eres nuevo por aquí? Si quieres participar sólo tienes que pulsar el botón Registrarse. Si ya formas parte de la comunidad pulsa el botón Acceder

Acceder Registrarse

¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

En este hilo

¿Por Qué El Yoga Combate La Depresión y Ansiedad?

editado julio 2013 en Artículos
Extraído de: http://www.articulosi.com/el-yoga-ayuda-a-mejorar-la-ansiedad-y-depresion


El Yoga es uno de los antidepresivos y antianciolíticos más eficientes disponibles en la naturaleza. Además, tomarlo como hábito puede traer innumerables beneficios físicos y mentales. Estudios en Harvard Medical School, indican que al cabo de 3 meses, las mujeres que asisten a clases de yoga, presentan una mejoría de un 50% sobre cuadros depresivos, 30% en cuadros de ansiedad y una mejoría del 65% en su bienestar general.La depresión y la ansiedad son unos de los trastornos emocionales más comunes.

La depresión se caracteriza por la sensación de tristeza, soledad, duelo o pérdida, que dificulta la interacción con otros individuos y con el entorno. La ansiedad, por su parte, es un trastorno caracterizado por la sensación de angustia, nerviosismo e intranquilidad. Ambos están íntimamente relacionados y el 85% de las personas diagnosticadas con depresión severa, presentan cuadros de ansiedad. Sin embargo, los casos aislados de ansiedad o depresión suelen ser más fáciles de tratar.

Muchas veces, las personas que sufren de ansiedad, tristeza o depresión, dicen sentir una “presión en el pecho” o la clásica expresión “El corazón roto”. Esto se debe a que los procesos mentales que ocurren cuando se atraviesa una situación de depresión, estrés o ansiedad, están asociados con la reducción de niveles de oxígeno y dióxido de carbono en el cerebro.

La evidencia científica indica que, a pesar de que las causas de depresión o ansiedad, están relacionadas con duelos, pérdidas o situaciones emocionales específicas, las causas fisiológicas se reducen a la ineficacia de los patrones de respiración y a la mecánica de respiración anormal. Es decir, hiperventilación, respiración hacia el pecho, respiración por la boca, etc.

Es por esto que la práctica de Yoga y los pranayamas o respiraciones profundas, pueden ayudar a sanar la depresión y ansiedad. Respirar profundamente y de forma consciente, permite experimentar la sensación de relajación de forma física, esto supone un paso fundamental a la hora de reducir los niveles de estrés y tristeza. Además, la práctica de yoga está íntimamente relacionada con la concentración en el ahora, ya sea en la respiración o en la postura. Esto permite que el paciente “olvide” durante el ejercicio aquellas situaciones que lo aquejan y se enfoque en el bienestar que está sintiendo en el momento.

Adicionalmente, el yoga ofrece una conexión con el yo y con el entorno, es por esto que los estudios de yoga, suelen tener un ambiente tan neutral y delicado. La práctica de yoga busca generar conciencia de nosotros mismos, aprendiendo a conocer todas las partes de nuestro cuerpo interna y externamente, logrando una integración total con el presente.

Este tipo de vivencias, generadas a partir de los estados de consciencia concebidos a través del yoga, ayudan a la personas a generar una sensación de pertenencia, no sólo con ellos mismos, sino también con los grupos de yoga a los que pertenecen.
Las personas que comparten esta disciplina, suelen ser comunitarias y amantes de la armonía. Por lo tanto le permiten al individuo sentirse incluido y parte de un todo.

Cuando se está deprimido, es muy difícil comenzar una nueva rutina, muchas veces las personas que se encuentran en estado de ansiedad o depresión, ni siquiera quieren salir de casa o de la cama.

Para este tipo de situaciones es conveniente comenzar paso a paso, para así evitar la frustración. Comenzar con ejercicios de respiración pausados es muy recomendable, para abrir el pecho y oxigenar el cuerpo. Inmediatamente, podrán sentir una sensación de placer y armonía aunque sea fugaz. Esta puede ser una enorme motivación para ayudarlos a seguir intentando avanzar en sus prácticas de yoga. Recuerden que cualquier estiramiento o respiración (Pranayama) es un avance importante hacia la mejoría.

Comentarios

  • bcnzenbcnzen Publicaciones: 13
    editado 7:47
    El Yoga es más efectivo inclusive que los fármacos para el insomnio:

    La ciencia es terminante al delimitar las consecuencias del insomnio: alteración del humor, dificultad para pensar y concentrarse, pérdida de reflejos (y el consiguiente riesgo de accidentes), depresión, cefaleas, dificultades motoras y cognit ivas que ponen en juego la calidad de vida y el funcionamiento social.Esta nota que bajo el título “El yoga es más efectivo que los fármacos para el insomnio” publicada en el diario La Nación nos aclara algunas cosas sobre esta pandemia, el insomnio.
    El consenso se resquebraja a la hora de unificar estrategias terapéuticas. De un lado, quienes apelan a la psicofarmacología con su múltiple caudal de opciones (hipnóticos, antidepresivos, relajantes musculares, ansiolíticos), al que se suman opciones más naturales (valeriana, melatonina, tilo, pasiflora). Del otro, quienes defienden las alternativas más naturales: yoga, meditación, técnicas de relajación, terapia cognitiva, cuerpo y salud, control de estímulos.

    En el centro de la escena, los insomnes, inmovilizados por la falta de certezas y sueño.

    Recientemente, un equipo de investigadores de la Universidad de Bergen, Noruega, comparó los efectos de un medicamento utilizado con frecuencia por su efecto hipnótico y ansiolítico, con un variado conjunto de opciones no farmacológicas en 46 adultos con insomnio crónico.

    Los participantes del estudio designados a la vertiente naturista aprendieron a fijar horarios para acostarse y levantarse, a reconocer los estímulos que retrasan el sueño, como la presencia de la TV o la computadora en el cuarto, y a practicar técnicas de relajación progresiva que ayudan a convocar al sueño.
    Con estas medidas lograron reducir las interminables horas que pasaban despiertos con más eficacia que quienes recibieron el psicofármaco durante los seis meses que duró la investigación, según resultados del estudio vertidos en JAMA, publicación oficial de la Asociación Médica Americana, de Estados Unidos.
    En busca de quietud mental
    Un estudio coordinado por Margarita Blanco, jefa de Medicina del Sueño del Hospital Francés, indagó la relación entre la dieta y el sueño en 400 personas de la ciudad de Buenos Aires. “La mayoría distribuía sus comidas de forma irregular, priorizando la cena sobre el desayuno, y el tiempo entre la cena y la hora de acostarse fue menor a dos horas, factor que no favorece la calidad de sueño”, concluyeron los investigadores.

    Y proponen “hacer un desayuno importante, un almuerzo normal y una cena liviana, manteniendo un tiempo de dos horas y media hasta la hora de acostarse, para mejorar la calidad de sueño de los insomnes”.

    Margarita Blanco, también directora de la Red de Medicina del Sueño, agrega que a la buena alimentación hay que sumar organización horaria y otro aspecto habitualmente desconsiderado por la vasta población de insomnes: la necesidad de salir de la carrera existencial contra el tiempo.

    “Muchas personas con trastornos del sueño no reconocen los efectos negativos de una vida muy agitada, sin períodos de reposo durante el día y tampoco valoran la importancia de hacer ejercicios de relajación en lugar de actividades excitantes en las últimas horas del día.”

    La quietud mental es uno de los pilares del buen sueño, y la práctica de yoga es un camino que ayuda a alcanzar la ansiada armonía interior, aliada del sueño. “El primer paso para ganarle al insomnio es cambiar de actitud”, recomienda David Lifar, director de la Fundación Indra Devi.

    “En lugar de centrar la preocupación en el sueño que se está perdiendo hay que procurar no molestarse ante esta situación, darse un baño de inmersión o una ducha tibia que favorezca la relajación, practicar durante el día ejercicios de respiración, escuchar música relajante, masajear las zonas tensionadas del cuerpo y practicar ejercicios suaves de cuello y hombros o algunas posturas de yoga.”
    De hecho, la práctica de yoga ha demostrado eficacia en el control del estrés, enemigo público número uno del sueño. Un estudio reciente publicado en el Indian Journal of Phisiology and Pharmacology demostró que en apenas diez días los niveles de ansiedad se reducen considerablemente a través de un programa que incluye la práctica de yoga y meditación.
    Otro estudio indagó el efecto de la repetición silenciosa de mantras -palabras o frases con un sentido espiritual- en el control del estrés y concluyó que esta práctica mental, corporal y espiritual es eficaz para reducir el estrés y controlar el insomnio.
    David Lifar propone practicar yoga y meditación como caminos que conducen a la paz de la mente, “instrumento de vital importancia para reducir el impacto del estrés” y conciliar el reparador sueño.

    Una reestructuración cognitiva

    El año último, un panel de expertos convocados por la Academia Americana de Medicina del Sueño y los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos concluyó que la terapia cognitiva-conductual es la primera línea de tratamiento contra el insomnio.

    ¿En qué consiste? Sencillamente suma a los métodos tradicionales -técnicas de relajación, control de estímulos que atentan contra el sueño- el abecé de la terapia cognitiva:

    la reestructuración cognitiva, que reencauza los pensamientos erróneos sobre el sueño, como suponer que tenemos que dormir ocho horas diarias dentro de una franja horaria específica, sin tomar en cuenta el reloj interno subjetivo, que tal vez no responde al común de los mortales y está en la raíz del insomnio.

Deja un comentario

bolditalicunderlinestrikecodeimageurlquotespoiler

Foro Yoga

@ 2016 ForoYoga.com, Todos los derechos reservados
Powered by VanillaForums

Contacta

hola@foroyoga.com
publicidad@foroyoga.com
(+34) 000000000

Síguenos